Quiet Book: el regalo idóneo para niños de 0 a 6 años.

A veces has de hacer un regalo para un niño menor de 6 años. 

 

En estos casos si tus hijos están en esa edad, no hay problema, sabes cuales son los factores a tener en cuenta, cual es la corriente actual para una educación equilibrada, sabes si lleva chupete o no,  que tipo de tetina le gusta más, la talla de la ropa, con cuál está más cómodo, cuál es la que prefieren en la guardería… y un montón de cosas más.

 

Cuando no tienes hijos, o los tuyos ya son grandes, y has de hacer un regalo para esta franja de edad, todo es un mundo.

 

Bueno pues ya sabes que yo siempre busco la solución más sencilla para que triunfes sin que hagas una tesis doctoral sobre el tema.

 

La solución es un Quiet Book.

 

¿Que no sabes qué es?,

 

 Lee el artículo de hoy y descubrirás el regalo que te va a sacar de más de un apuro.

 

Es un regalo que tanto va a gustar al niño como a sus padres, que en la mayoría de los casos, es el factor más difícil a cumplir. 

 

¿Qué es un Quiet Book?


Un Quiet Book o Libro Sensorial (a veces también llamado Busy Book), es un libro de actividades manipulativas y multisensoriales. 

 

O sea un libro para niños que se caracteriza por disponer de juegos que se tocan y que estimulan al pequeño.

 

Es una paradoja en sí mismo, ya que se llama libro, pero tan solo tiene la forma, ya que no dispone de letras ni historias. 

 

Es más un centro de actividades en forma de libro que un libro como tal.

 

Cada página del libro invita a una actividad diferente.

 

Las páginas se adaptan a la madurez del niño, y a través del juego, consigues que aprenda, desarrolle y potencie nuevas habilidades

 

 

Como padres responsables es muy importante el hecho de  que a través de un Quiet book, consigues fomentar la creatividad, estimular los sentidos, sobre todo el tacto,  desarrollar la motricidad fina así como la cognitiva (acción/reacción), y mejorar la coordinación óculo-mano.

¿ Qué aspecto tiene un Quiet Book?


Suele ser de fieltro y/o tela, fácilmente portable, agradable al tacto y artesanal (aunque ya empieza a haber empresas que los están fabricando en serie).

 

En el Reino Unido, era tradición, que cuando el niño cumplía un año, la madrina u otro familiar próximo, le confeccionara el libro de tela del bebé.

 

Este libro estaba conformado por páginas únicas y exclusivas creadas para el niño en cuestión, en función de sus habilidades y experiencias.

 

Con la globalización, Pinterest y YouTube este libro de tela se ha ido generalizando, ya no es necesario que lo confecciones tú o un familiar próximo, lo puedes comprar y lo puedes personalizar si quieres.

 

Al ser de tela son de poco peso, del tamaño de un libro lo que le hacen el juguete por excelencia para llevar siempre contigo en los viajes, los restaurantes, en el coche, a la hora de comprar, en las esperas del médico.

 

Para que un juguete sea útil lo principal es que llame la atención de los niños. 

 

Ya desde la portada su aspecto exterior ha de atraer a los más pequeños, la tela es un material cálido que  les invita a tocar, manipular, mirar, oír.

 

Es un regalo único y personal, en Gester Art la portada dispone de un bolsillo con ventana a fin de poder poner la foto del pequeño.

 

Un libro en el que él está en la portada, es su libro. ¿Qué hay más personal y mágico que tu propio libro?, seguro que lo cogerán y querrán saber qué es “eso”.

 

Los Quiet Book despiertan la curiosidad, cada página les hace descubrir aspectos nuevos, explorar y aprender que hay escondido, que se puede desenganchar, que se abre… que se puede hacer con cada página. 

 

Invitan a inventar sus propios juegos con sus propias normas. 

 

Descubren nuevos materiales y potencian habilidades como: desenroscar, enhebrar, cómo funciona el velcro, abotonar y desabotonar. 

 

Actualmente los niños disponen de infinidad de juguetes para desarrollar una u otra habilidad.

 

La ventaja del Quiet Book y la característica que lo hace único es que puedes disponer de todo lo que te ofrecen un montón de juguetes en uno solo.

¿Para qué edad ?


Normalmente un Quiet Book está pensado para niños de 0 a 6 años.

 

Es una franja de edad lo suficientemente amplia para que las actividades sean completamente diferentes para una bebé de 12 meses o un niño de 4 años.

 

Por este motivo es importante que el Quiet Book que elijas disponga de la posibilidad de cambiar las páginas.

 

Un Quiet Book sin páginas intercambiables, tan solo sirve para una edad concreta, ya que el niño al crecer esas páginas se le hacen muy sencillas y necesita nuevos retos, cada vez más difíciles.

 

Con un Quiet Book con anillas podremos ir adaptando el libro a las necesidades y habilidades de su dueño.

 

¿Qué tipo de páginas puedo elegir?


Las posibilidades para las páginas son tantas como te atrevas a imaginar.

 

Así pueden invitar;

  • a las matemáticas,
  • a secuencias lógicas,
  • con animales,
  • con marionetas,
  • experimentar con imanes,
  • situaciones cotidianas de la vida,
  • materiales manipulativos,
  • hábitos de higiene,
  • aprender conceptos espaciales como dentro y fuera,..

 

Como ya he comentado suelen ser de fieltro, pero además suelen combinarse con velcro, botones, cintas, imanes, cremalleras.

 

Con las diversas combinaciones se consigue, que a través de un juego, el pequeño aprenda a subir y bajar la cremallera, habilidad muy útil en su vida cotidiana, así como a enganchar y desenganchar velcro, botones, enroscar tapones, abrir y cerrar candados...

 

Con el libro el niño consigue un tiempo de concentración y relajación, juega sin la sobre estimulación y la excitación que supone cualquier juego sonoro o electrónico.

 

Existen Quiet Books temáticos:

 

  • los colores,
  • los números,
  • los animales,
  • los hábitos de higiene,
  • las horas,
  • los días de la semana,
  • vehículos de locomoción,
  • dinosaurios,
  • el cuerpo humano. 

 

A mí personalmente me gustan más los libros que disponen de  hojas adaptadas a la edad pero de diferentes temáticas, una de árbol, otra de números, dinosaurios, helados…

 

Todas diferentes y todas para fomentar una habilidad o varias

 

Método Montessori


Un Quiet Book como mejor funciona es dejando al pequeño que explore las páginas y descubra que hace y para qué sirve cada elemento. 

 

Es un juguete didáctico que sigue la línea Montessori (método educativo que se caracteriza por poner énfasis en la actividad dirigida por el niño, se fomenta la independencia, la libertad con límites, respetando la psicología natural y el desarrollo físico y social del niño. 

El propósito es liberar el potencial de cada niño para que se auto desarrolle en un ambiente estructurado).

 

Según este método es bueno dejar que el niño  investigue, manipule, interprete y juegue a su manera, sin dirigir sus acciones.

 

Es mucho más gratificante para el pequeño que vaya descubriendo que hacer y cómo interactuar con cada página.

 

Los Quiet Books en Gester Art


Ya he comentado que para que un Quiet Book se convierta en una herramienta educativa a través del juego ha de estar adaptado a la madurez del pequeño.

 

Así en Gester Art hemos creado  4 categorías en función de las habilidades y desarrollo de los niños:

 

De 6 a 12 meses

De 1 a 2 años

De 2 a 3 años

De 3 a 6 años.

 

En la próxima entrega te voy a desgranar para cada una de estas edades, cuales son las habilidades del niño, y qué páginas se adaptan mejor para motivar y educar.

 

¿Conocías los Quiet Books?, ¿A partir de ahora crees que es un buen regalo para niños? ¿Qué tipo de páginas te gustaría que crearamos en Gester Art?